Aislamiento acústico

El sonido se transmite por ondas, que al incidir sobre la pared o el techo de una sala puede ser absorbido por la superficie, reflejado a la misma sala o transmitido a la sala contigua. Lo que nos interesa en cuanto al aislamiento acústico en construcción es reducir al máximo la transmisión a la sala contigua de los ruidos producidos. 

No debemos olvidar que las ondas sonoras producen vibraciones en los materiales, que pueden transmitirse en habitaciones no contiguas, por ejemplo, desde el local de un edificio donde se instalan máquinas, la vibración puede subir por la estructura no solo al primer piso, sino a todos los pisos superiores, ya que la vibración se transmite por el pilar.

El sonido al incidir sobre la pared o el techo de una sala puede ser absorbido por la superficie, reflejado a la misma sala o transmitido a la sala contigua. Lo que nos interesa en cuanto al aislamiento es reducir al máximo la transmisión a la sala contigua, que se consigue con materiales que absorban o reflejen las ondas.

No tenemos que confundir el aislamiento térmico con el acústico, hay aislantes térmicos que también funcionan bien acústicamente y hay otros que no, por ejemplo las planchas de poliestireno no hace nada acústicamente, las lanas de vidrio y de roca si, absorben el sonido, y en conjunto con el resto del tabique mejora acústicamente el conjunto.

En general, conseguiremos el aislamiento con el conjunto del tabique, varias capas de materiales, sean aislantes o no, pueden generar un buen aislamiento en conjunto, ya que las ondas que no absorbe un material las puede absorber la siguiente capa del conjunto.