Protocolos de comunicación para domótica

Para entender de manera muy sencilla que son los protocolos de comunicación es muy intuitivo entenderlo como un idioma, es decir un protocolo de comunicación es el idioma en el que hablan los distintos dispositivos para entenderse entre ellos.

Todos conocemos ya lo que es el wifi y el bluetooth, y lo usamos para conectar dos dispositivos entre si y compartir fotos, música o lo que sea. En domótica la idea es parecida, un dispositivo le dice a otro «ponte en marcha», por ejemplo un termostato le dice a un radiador: «hace frio, empiza a calentar».

Existente distintos tipos de protocolos, actualmente los dos más conocidos son «Zigbee» y «Z-wave», esto quiere decir que si tienes una bombilla que entiende el protocolo de «Zigbee» no podrás encenderla con otro dispositivo que hable «Z-wave», por lo que es importante conocer las diferencias entre ellos para decidirnos por uno o por otro.

Protocolo Zigbee

El protocolo Zigbee es un standart abierto, ¿esto que quiere decir? Pues que cualquier fabricante puede usarlo libremente y añadirlo a sus dispositivos inteligentes. Esta regulado por la Zigbee Alliance, y lo utilizan empresas como Philps, Ikea, Amazon, Samsung, etc…

Esta filosofía abierta hace que existan muchos dispositivos que sean compatibles entre sí, pero a la vez, al se abierto puede provocar problemas de compatibilidad entre distintos dispositivos, ya que al ser abierto los fabricantes pueden adapatarlo a sus necesidades, por ejemplo, imaginemos que un fabricante de bombillas fabrica un controlador para cambiar el color de las bombillas, y adapta el protocolo de comunicación entre el controlador y las bombillas, nosotros compramos bombillas que usan el protocolo Zigbee de un fabricante y el controlador de otro fabricante, y resulta que por las modificaciones que han hecho podemos encender las bombillas pero no cambiar el color.

Protocolo Z-wave

El protocolo Z-Wave es propietario, esto quiere decir que la empresa que lo creo (Silicon Labs) cobra una licencia de uso a los fabricantes que quieran usarlo, esta licencia hace que se desarrollen menos productos (aunque son muchos lo sque usan esta tecnología). La principal ventaja es que los fabricantes no pueden modificar las instrucciones que utilizan, y los dispositivos no tienen problemas de comunicación porque todos utilizan el miso «idioma»

Similitudes y diferencias entre Z-wave y Zigbee

La principal similitud es que los dos protocolos necesitan de un «hub» para funcionar y crean una malla entre los distintos dispositivos conectados. ¿Esto que significa? Pues digamoslo de otra manera, los dos protocolos necesitan de un dispositivo base, al que solemos llar «hub», este dispositivo lo que hace es coordinar a todos los demas y dar las ordenes para que funcionen. Por ejemplo, el altavoz «Amazon echo plus», además de se un altavoz es un dispositivo «hub» al que se conectan los demás dispositivos.

Ya tenemos claro que tanto Z-wave como Zigbee necesitan un hub, en esto son idénticos, pero su diferencia principal es en como se conectan los dispositivos, en los dos casos se conectan en modo de malla, es decir no es necesario que se conecten todos directamente al hub, sino que puede ser por ejemplo que tengamos una bombilla conectada al hub y una persiana coectada a la bombilla.

Las diferencias es en el tipo de malla, los dispositivos Z-wave tienen limitados las conexiones entre dispositivos a un máximo de cuatro dispositivos antes de llegar al hub, mientras que Zigbee pueden conectarse a tantos dispositivos intermedios como sea necesario.

En cuanto a la distancia en la que pueden estar los distintos dispositivos es mucho mejor Z-wave, que puede alcanzar una distancia de hasta 100m, en comparación con los 10 o 20m de Zigbee.