En la impermeabilización de piscinas de hormigón hay muchos detalles a tener en cuenta, es de vital importancia que la impermeabilización sea duradera, resista a los productos químicos y que no desprenda ninguna sustancia al agua nociva para las personas.

Piscina de hormigón

También hay que tener en cuenta el sistema de construcción de la piscina y la terminación que tendrá después de impermeabilizarla, en este artículo vamos a hablar de la impermeabilización de las piscinas de hormigón, pero también hay piscinas de fibra que pueden requerir trabajos de impermeabilización.

En el caso de que exista una fuga de agua antes de realizar la impermeabilización de la piscina completa, puede ser buena idea intentar sellar la fisura con un producto sellador de fugas, también es conveniente fijarse a que altura se produce la fuga, y ver si coincide con los sistemas de depuración, ya que la fuga puede estar en las tuberías o skimers y no en el vaso de la piscina.

Impermeabilización de piscinas de hormigón con mortero

Existen varias formas de impermeabilizar una piscina de hormigón, una de las mejores es la aplicación de un mortero impermeabilizante, que se aplicará antes de colocar el revestimiento final.

Impermeabilización  de piscinas de hormigón
Piscina con clorocaucho previo lista para impermeabilizar

Lo más importante en este tipo de trabajo es preparar la superficie, realizar medias cañas en todos los encuentros entre distintas paredes o entre paredes y la base de la piscina. Reparar posibles coqueras y grietas con productos adecuados y posteriormente aplicar el mortero impermeabilizante según las indicaciones del fabricante, especialmente respetando tiempos de secado entre manos y consumo por metro cuadrado recomendado.

Una vez acabada la impermeabilización deberemos esperar los tiempos de secado oportunos para poder colocar el revestimiento de acabado.

Al colocar el revestimiento es de vital importancia el sellado de las juntas con morteros para juntas específicos, actualmente existente morteros para juntas en base epoxi, obligatorios para piscinas con cloración salina, y también recomendables para cualquier tipo de piscina. Las juntas bien selladas, protegen a la impermeabilización del contacto con el agua, por lo que la duración de la protección será mucho más duradera.

Sellado de juntas piscina con mortero epoxi

Mantenimiento de la piscina para proteger la impermeabilización

En las piscinas de obra con gresites es imposible hacer un mantenimiento a la impermeabilización, pero si que se debe hacer un mantenimiento a las juntas y los gresites caídos, ya que de lo contrario la impermeabilización durará mucho menos, y para poder arreglar la piscina habrá que quitar todo el gresite, impermeabilizar de nuevo y volver a poner el gresite.

Es recomendable revisar cada temporada si es necesario o no realizar tareas de mantenimiento.

Gresites caídos y juntas vacías

Impermeabilización de piscinas de hormigón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *