Eficiencia energética

Como mejorar el consumo energético

Hola a todos, este nuevo año quiero empezar una serie de entradas en el blog que hagan referencia a la eficiencia energética, quiero ir tratando temas sobre consumos eléctricos de distintos aparatos, como ahorrar en la factura de luz, energías renovables, certificados energéticos, etc…

bombilla

En el año 2.013 el consumo medio de energía en un hogar español fué de un poco más de mil euros, es aproximadamente el 20% de la energía que se gasta en España, por lo tanto es un tema a tener en cuenta, ya que afecta directamente a nuestro bolsillo, y además afecta también negativamente al medio ambiente.

Las viviendas de os bloques de edificios consumen menos energía que las casas unifamiliares, evidentemente también afecta la zona en la que se reside. Los factores que influyen en el gasto energético de una vivienda son: el clima, la calidad de la construcción, el nivel de aislamiento, tipo de instalación, equipamiento de electrodomésticos.

¿En qué gastamos más energía?

Como se puede ver en el siguiente gráfico el mayor gasto se produce por la calefacción, los electrodomésticos y el agua caliente. Aspectos como la cocina, la iluminación o el aire acondicionado afectan en menor medida.

Reparto del gasto energético en una vivienda.
Reparto del gasto energético en una vivienda.

¿Por donde empezar a ahorrar?

Hay mucha gente que piensa que por cambiar las bombillas y poner toda la iluminación de bajo consumo o leds van a ahorrar significativamente en la factura de la electricidad, pero como hemos podido ver en el gráfico la iluminación solo supone un 5% del consumo total de energía, por lo que el impacto por cambiar las bombillas va a ser leve. Evidentemente será mejor unas bombillas de bajo consumo que otras que no lo sean, pero deberíamos empezar a preocuparnos por ahorrar en los tres principales sectores, es decir: Calefacción, electrodomésticos y agua caliente.

Una forma de conocer cuanto gasta un aparato eléctrico es con un medidor de consumo eléctrico,  una utilidad clásica para este tipo de aparatos es saber si nos conviene desenchufar un termo eléctrico por las noches o si es preferible tenerlo siempre conectado.

Por lo tanto en el próximo articulo sobre Eficiencia energética hablaremos sobre como ahorrar en la calefacción, de momento si quieres ir avanzando puedes ir leyendo un antiguo post en el que hablábamos sobre el aislamiento térmico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *